sábado, 24 de noviembre de 2012

Noviembre y lo que es mío

Si me limito a narrar lo narrable no puedo eslabonar mis ideas y esto resulta imposible. En estos momentos me limito hasta en la intimidad de mi cabeza cuando me pongo a recordarlo porque pienso que eso es lo que debo hacer pero no me lo creo.

Una ironía
Una burla
Un castigo
El colmo más grande
Un robo
Un atropello

Lo he visto en frente de mí empapado de la belleza de los ángeles.
Algo me hacía sospechar de este Noviembre y algo ya me contaba cómo iba a ser todo, lo quiera yo o no. Ahora me desespero y pido que me devuelvan lo que es mío.
Esta entrada tiene un desorden similar al de mi mente cuando se le ocurre pensar en él y es un desastre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario